Eligiendo la animación




Hoy en día hay muchísimos tipos de animación  dependiendo  de las edades, del número de niños (as) y del espacio del que dispongamos.

Para los peques de  4 y 5 años, aconsejamos algo sencillito pero no por ello menos divertido y que no supere las 2 horas para que no bajen el grado de atención. Lo ideal es música con bailes tipo cantajuegos, juegos cooperativos, títeres  y globoflexia (los animadores harán infinidad de figuritas). Es importante que el espacio no sea muy grande para que no se despisten.

Sin embargo, cuando son más mayorcitos, es preferible contar con espacios más amplios, donde niños y niñas puedan correr, saltar, hacer gincanas, juegos de pruebas y actuaciones de magia que tan divertidas les resultan y llenan de ilusión a cualquier niño o niña.

En cuanto a las princesas de la casa, éstas normalmente se decantan por actividades musicales como la MiniDisco y pintacaras, en cambio los reyes, optan más por juegos predeportivos, magia con animación, concursos televisivos, etc…

Después de estos consejos, sólo queda disfrutar con nuestros pequeños y pequeñas y hacer muchas, muchas fotos.