Las Piñatas




Después de cantar la canción de cumpleaños, los niños esperan con ansias reventar la piñata, que puede ser del personaje o tema de la fiesta o una caja alegremente decorada con cintas para jalar y abrir. No olvides que el relleno de piñata, deben ser juguetes pequeños, livianos y útiles. No queremos que sean tan pesados que golpeen la cabeza de los niños. No olvidar el bate de plástico con el que romperán la piñata de ser el caso.

Existen varios tipos de piñatas entre las que puedes elegir dependiendo de la edad de tu hijo y los invitados:

Con hilitos. Estas piñatas son muy novedosas, tienen varios hilos que cuelgan de la piñata y los niños los van jalando uno a uno por turnos. Cuando jalan el hilo correcto la piñata se abre y caen los dulces. Esta es muy apta para niños muy pequeños, como de un año de edad.

De cartón. Estas piñatas son difíciles de romper, pero no representan un riesgo para los niños pequeños. Si pasa un tiempo y no se ha roto, entonces ábrela a mano para que caigan los dulces y la fruta, de lo contrario si sigues golpeándola todo se hará puré dentro de la piñata.

De cántaro. Son las tradicionales, estas se rompen a buen tiempo y no se daña el contenido de la piñata. Solo debes tener un poco de cuidado con los residuos.

En todo caso, las piñatas siempre deben estar supervisadas por más de un adulto para evitar que los niños se den un palazo de forma accidental.

Procura que la piñata vaya de acuerdo con el tema de la fiesta, por lo general son del personaje de moda.