Opciones para el catering de una Fiesta Infantil




Las opciones para catering son múltiples, hay quienes preferirán bocaditos salados y evitar el azúcar, como quienes optan por todas las golosinas conocidas y por conocer. Ambas opciones son buenas pero tienen sus pro y sus contras.

Las bandejas con galletas saladas, quesos y diferentes tipos de frutas, con una deliciosa fuente de chocolate, es una opción estupenda para alimentar y divertir a los más pequeños. De esta manera mezclas lo saludable con lo divertido y delicioso como el chocolate.

Las brochetas pueden sonar muy buena idea, pero un poco difícil de asimilar si pensamos en lo peligroso de un palo afilado de un lado, para evitar esto es preferible usar los alimentos sueltos, libres para que cada niño escoja lo que desee, si por otro lado incluye una fuente de chocolate en el cual necesariamente tenga que utilizar algún tipo de cubierto lo puede hacer cuidadosamente ya sea brindándole a los niños galletas largas o wafles largos que puedan meter bajo el chocolate sin problemas, o que algún adulto supervise dicha fuente de chocolate, utilizando el utensilio necesario y brindando solo el alimento a los niños.

A la mayoría de los niños les encantan los bocadillos y sándwiches, pero también hay que tener en cuenta usar rellenos simples, como jamón y queso, pollo desmenuzado o paté, facilitando la elección de los niños y sin afectar su apetito al ser alimentos livianos para el estomago.

Las golosinas por otro lado, también son excelentes acompañantes, pero hay que tener en cuenta que un niño con mucha azúcar es como un coete espacial con mucho combustible, hay que tener en cuenta este pequeño detalle y saber combinar lo orgánico con lo artificial, como que podemos usar edulcorantes que no sobrecarguen las energías de los invitados, manteniendo de esta manera el orden.

Si se desea adornar con golosinas para luego repartirlas, aconsejamos repartirlas en las bolsitas de recuerdos, para que luego sus padres administren aquellos dulces en cantidades adecuadas.