Sorpresa de Agradecimiento




Es una especie de regalito que se acostumbra a entregar al final de las fiestas. Suele ser una combinación de golosinas en un empaque festivo, y cuando está bien elaborado, hace que tus invitados partan sorprendidos y contentos.

Para que armes unos cotillones que impresionen, toma en cuenta estas ideas:

  1. Calcomanías personalizadas: Es muy sencillo mandar a hacer o imprimir en casa unas calcomanías para decorar tus cajas o bolsas ya sea con algo inspirado en el tema de la fiesta, un dibujo hecho por el cumpleañero o el nombre de cada invitado escrito de forma creativa.
     
  2. Envoltorios de chocolate creativos: Ya sea que los mandes a diseñar y luego envuelvas las barras de chocolate o que compres un papel especial (metalizado, navideño, estilo country, etc), se verán muy bien.
     
  3. Dulces "interactivos": Haz de tu sorpresa un "kit" para que los invitados armen su dulce a su manera, por ejemplo, coloca las tapitas de alfajores y un buen dulce de leche, para que los rellenen, o incluye cuentas de caramelo y un bonito cordón para hacer un collar de dulces.
     
  4. Cornucopia: En vez de una cajita o bolista, dispón tus sorpresa en forma de cono y deja destapado el borde para que se vea un poco de los detalles del interior (si alguna vez viste el show Nubeluz sabes lo bien que se siente recibir un cono lleno de regalitos).
     
  5. Caja misteriosa: Decora tus sorpresas con signos de interrogación (inspírate en las cajas misteriosas de Mario Bros) y haz que todas tengan algo distinto. Eso sí, para que haya algo de sorpresa, además de los dulces, mete un detalle divertido como un juguetito, una tarjetita con un chiste o lo que consideres apropiado.