Torta de golosinas




Una torta fácil, divertida y que captará inmediatamente la atención de todos los invitados.

Para hacerla sólo hace falta comprar todo tipo de golosinas como chupetines, caramelos, chocolatines, etc. y colocarlos a gusto arriba de la torta una vez que tenga listo el baño de merengue o chocolate. Conviene poner las golosinas cerradas, con el papel, ya que por un lado le dará apariencia más colorida y por otro es más higiénico en el momento de sacarlas y repartirlas entre los niños. Para que quede más vistosa conviene que la variedad de golosinas sea grande. También queda muy atractiva si en lugar de un solo biscochuelo se realizan dos, ya sean redondos o rectangulares pero uno más pequeño que el otro, y se coloca el pequeño encima de el grande, logrando una torta de dos pisos en dos niveles.